En los años sesenta y setenta, no teníamos las computadoras e Internet y solo habían revistas infantiles y los Simulcop, los que proporcionaban una gran cantidad de material para ilustrar lo que se enseñaba en las escuelas primarias.

Es un producto argentino, no se sabe con certeza cuando finalizó su impresión masiva, pero aún así, sigue vivo en el recuerdo y la nostalgia de muchas personas.

simulcop que es
simulcop de 3º y 4º grado

«Recortes de «Figuritas», «Anteojito» y «Billiken» eran una muy buena aportación a la «felicitaciones» del profesor, pero había otra herramienta que permitía crear tus propias imágenes e ilustraciones.

Se trata del «Simulcup». Un pequeño libro encuadernado con anillas (que debió de ser uno de los pioneros de este método de encuadernación) que ayuda a los niños a dibujar e ilustrar sus carpetas y cuadernos.

Fue diseñado y patentado por Jakobo Varsky en septiembre de 1959 como plantilla para mapas.

Primero lo vendió la empresa Luis Laserre y Cía. y luego Ediciones América.

Se trata de un libro de papel de calco fino (papel de calcar-papel manteca) con diferentes dibujos, que se pueden trazar con un lápiz sobre los contornos de las figuras y transferirlos fiel y perfectamente al papel.

Por lo tanto, las formas y las letras se ven «al revés» en los trazos de tinta de los dibujos.

simulcop para calcar- para que sirve-figuritas escolares
cuaderno simulcop

El libro está dividido en diferentes materias y grados, para ayudar en todos los temas que dictaban las maestras a sus alumnos.

Hay diferentes secciones para los distintos grados: Historia, Geografía, Economía, Biología, Salud, etc.

¿Cual era su utilidad?

El objetivo era que los dibujos estuvieran bien hechos, en el sentido de que reprodujeran la realidad de la forma más representativa posible.

De esta manera cada tema dado en el aula, quedaba muy bien ilustrado.

Se utilizó en los años 60 y 70 cuando se realizó el «muy bien» de la señorita. Por supuesto, este elemento no estaba al alcance de todos, ni a un precio aceptable, era muy caro.

Por su importancia, era muy común recibirlo como regalo de cumpleaños o en las fiestas de fin de año o en fiesta de Reyes.

Dónde quedó el Simulcop

¿Dónde quedó el Simulcop? pues en el recuerdo de los que hoy son abuelos y en manos de los meticulosos coleccionistas de cosas viejas.

Personalmente digo, me encantaría encontrarlos como piezas de museo, bien cuidados y protegidos para el goce de las generaciones futuras.


Fuente: También podes encontrar más sobre el Simulcop en esta nueva página web https://simulcop.com.ar/